Eliminación de relaves y lago Superior: un cuento de precaución

Eliminación de relaves es vital con respecto a los procedimientos de minería adecuados. Sin la eliminación adecuada del material que se separa del mineral utilizable, se pueden producir daños masivos en el área circundante. Los relaves se pueden utilizar en pegar relleno o sellados de diversas formas, pero simplemente dejarlos a la intemperie, o deshacerse de ellos de manera casual, puede causar estragos en el medio ambiente. Hay una serie de reglas y regulaciones que se implementaron para mitigar los casos de eliminación deficiente de relaves, y las multas impuestas a las empresas que ignoran estas leyes pueden ser enormes. 

Uno de los ejemplos más famosos de malas prácticas de eliminación, y los gastos resultantes, es el caso de Reserve Mining Company que arroja relaves de taconita en el lago Superior. De 1955 a 1980, la empresa vertió sus relaves en el lago Superior, a un ritmo de hasta 67.000 toneladas por día. En 1969, varios grupos ambientalistas se unieron para llevar a la empresa a los tribunales, y durante los siguientes 12 años, la empresa, los grupos y la comunidad circundante lucharon por la mejor manera de manejar los desechos. Finalmente, Reserve Mining Company construyó una instalación de eliminación de relaves de $375 millones a algunas millas del Lago Superior. Sin embargo, los desechos de mineral de hierro que se vertieron en el cuerpo de agua de 1955 a 1980 aún permanecen.