Reporte de Aplicación #13

 

Antes de la década de 1980, si las condiciones deficientes del suelo impedían a la operación minera el acceso seguro a una rica veta de mineral, a las compañías con pocos recursos no les quedaba otra que abandonar la zona en cuestión y perder el mineral contenido en su interior. En general se aceptaba como una costosa pero ineludible faceta del negocio. Hoy día, sin embargo, las técnicas de minería de corte y relleno descendiente, en las que se emplean relaves cementados para rellenar el tajo agotado permitiendo acceder a los tajos siguientes debajo de las zonas previamente minadas, se han establecido como una alternativa viable para trabajar en tales condiciones. Si bien no se confiaba con frecuencia en esta técnica — debido en gran medida a los costos adicionales asociados a ella, el corte y relleno descendiente ha demostrado ser un método valioso que finalmente logró imponerse en las prácticas de explotación minera convencionales. Como resultado de ello, muchas empresas extraen hoy día mineral de alta calidad de zonas anteriormente consideradas como inalcanzables. Una de ellas, Stillwater Mining Company de Montana, ha empleado con éxito este método durante más de una década y con la ayuda de una bomba KSP 80H(K)R de Schwing Bioset para transportar la pasta para ese proceso, literalmente ha llegado “donde ningún hombre ha estado antes”.